¿Cómo practicar mindfulness en la ducha?

El Mindfulness es una tendencia de bienestar mental que ha ido ganando popularidad en los últimos años, se basa en la capacidad humana
básica de poder estar en el presente recordando constantemente no vivir en el pasado ni el futuro, es decir, volver al aquí y ahora.

Lo mejor es que según varios expertos, un gran momento para practicar el Mindfulness es cuando te estés dando un baño en la ducha, a continuación te damos algunas recomendaciones para ponerlo en práctica.

La ducha es un lugar perfecto para relajarte

1)Enfócate en tus sentidos y deja a un lado tus pensamientos: 

Accionas el mezclador y regulas la temperatura del agua hasta que sea agradable para ti, desde ese momento concéntrate en las sensaciones y trata de mantener tu mente libre, cada vez que se te vengan pensamientos pon atención al agua acariciando tu piel.

Deja fuera de la ducha tus pensamientos

2)Disfruta:

El sonido del agua, el aroma del shampoo la temperatura y flujo del agua, deja a un lado tus preocupaciones y vive ese momento al 100%.

Disfruta las sensaciones

3)Tu respiración:

Sé consciente de tu ritmo de respiración, inhala despacio y suelta el aire lentamente, tus cuerpo se encuentra relajado por el agua caliente por lo que será más fácil respirar pausada y profundamente.

Mindfulness en la ducha

El Mindfulness es una técnica que ayudará a sentirte cada vez mejor si la practicas frecuentemente.

En Briggs tenemos las mejores duchas que ofrecerán sensaciones por tener chorros que en una perfecta mezcla de agua y aire lograrán dotarte de energía en la mañana y de relax en la noche, descúbrelas aquí: Duchas Briggs

Leave a Reply