Convertir nuestro baño en un espacio para el bienestar, es una idea que cada día se ha venido popularizando. El agua es vida y es un elemento que nos renueva y cuida nuestra salud de distintas maneras.

La bañera es una excelente forma de traer bienestar a tu baño. Imagina relajarte en agua agradablemente caliente, que afloja la tensión de los músculos e hidrata tu piel y si quieres mimarte aún más puedes elegir una bañera con sistema, gracias a sus jets podrás sentir un masaje totalmente reparador.

Si no tienes espacio para una bañera en tu baño, no hay problema, tu ducha puede ser una excelente fuente de bienestar, puedes elegir regaderas que tengan el efecto lluvia en su flujo de agua que es realmente delicioso y como en el caso de las bañeras también puedes ir más allá en tu experiencia con una columna de baño que tiene un conjunto de jets que te brindan un masaje con su fuerza de chorro.

Prepara el ambiente

Desconéctate de tu celular, pon una luz tenue que se puede complementar perfectamente con velas aromáticas o difusores con aceites esenciales con el aroma que más te agrade.

Antes del baño

Beautiful girl sitting on the couch in the room. Lady in a green towel and with cucumber on her face

Aplícate una mascarilla de tu preferencia, una que es muy buena para la piel se consigue mezclando banana y aceite de oliva, te la puedes dejar en el rostro por 15 minutos con un par de rodajas de pepino en los ojos y estás lista para entrar a la ducha.

Ten lo necesario

Ten a la mano elementos que ayuden a exfoliar tu piel, estos pueden ser azúcar morena o avena.

la exfoliación libera tus poros de impurezas y células muertas cuidando la salud de tu piel y permitiendo actuar de mejor manera al agua y a un shower gel que puedes usar.

Alista también para después del baño, una crema corporal hidratante para completar esta maravillosa terapia en casa.

Leave a Reply