Se ha escuchado que algunos restaurantes que se esfuerzan por lograr un alto nivel de perfección obtienen las estrellas Michelin, veamos de que se trata este gran reconocimiento.

Guía Michelin
Good service
La Guía Michelin es una serie de libros publicados en forma anual por la compañía Michelin para más de una docena de países. Normalmente, se refiere a esta guía como la Guía Roja, que sirve como la más antigua y mejor guía de restaurantes y hoteles. Los mejores restaurantes y hoteles se destacan en la Guía Roja con premios de excelencia llamados Estrellas Michelin.
Estrellas Michelin
Chef Completing Pasta
Sólo unos pocos establecimientos han logrado destacarse con las Estrellas Michelin. Cuando un restaurante o un hotel consigue una estrella inmediatamente se puede ver el efecto de ésta en su negocio, así como también cuando se pierde la estrella ya que no son vitalicias sino que deben mantenerse.
Los encargados de hacer la revisión de los restaurantes para la Guía Roja son llamados inspectores quienes se mantienen siempre en estatus de anonimato. Para asegurar el anonimato, a los inspectores se les pide no discutir o comentar su trabajo con nadie y esto incluye a su familia. Así que, como puedes ver, es una característica que se toma muy en serio, incluso muchas veces sucede que los directivos de la compañía no conocen personalmente a los inspectores. Cualquiera puede ser uno de ellos.
Los restaurantes pueden llegar a tener hasta tres estrellas Michelin, por lo que en la Guía Roja encontraremos restaurantes con tres estrellas (cocina excepcional), dos (calidad de primera clase en su tipo) y una estrella (un restaurante muy bueno en su categoría).
También encontraremos algunos restaurantes sin estrellas; éstos son aquellos que se consideran dignos de visitar pero no calificados para una estrella. Aquellos restaurantes que los inspectores de la Guía Michelin considera indignos de visitar no se encuentran en la Guía Roja.
¿Qué buscan los inspectores?
Restaurant Plates
Para ser digno de una Estrella Michelin, el restaurante debe pasar por la aprobación de un inspector. Éstos examinan en profundidad especialmente la calidad, el dominio de la técnica, la personalidad y la consistencia de la comida. La decoración del restaurante, la comodidad de la silla o el color de los manteles es algo que los inspectores no examinan sino que éstos se centran exclusivamente en la comida y el chef.