John Harrington ha marcado la historia por ser quien inventó el inodoro moderno y ayudó a salvar vidas durante siglos. Te contamos a continuación cómo fue el proceso del patentado de este magnífico objeto, que es fundamental en la actualidad.

Sir John Harrington

Conozcamos acerca de John Harrington, inglés perteneciente a la corte de Isabel I desde 1558 hasta 1603, maestro del arte y poeta que tal vez no es muy sonado ya que fue coetáneo de William Shakespeare, por esta razón que sus obras literarias no son recordadas.

Este inventor creó el concepto de  la taza en un lugar apartado y con un sistema de vaciado.

Su olvido por más de dos siglos

Sin duda alguna, Harrington fue un hombre adelantado a su época pero por  desgracia, sus allegados se burlaban de su invento, mencionando que era ridículo y prescindible.

Por motivo de la burla generalizada, la Reina Isabel I rechazó la patente del invento, por esta razón no pudo ser llevado a cabo y el retrete fue olvidado por más de dos siglos.

Alexander Cummings y el Water Closetter Closet

Alexander Cummings en 1775 patentó el sistema Water Closet y más de cien años después, en 1884 Thomas Crapper, un hojalatero inglés le agregó el sifón (una tubería en forma de ¨S¨), con lo cual se obtuvo el conocido WC.

Actualmente, el inodoro es un objeto que ha ido evolucionando con el tiempo, si bien, tiene la misma función desde su invención, sus diseños y tecnología han ido trascendiendo con el pasar de los años, un claro ejemplo de esto lo podemos observar con nuestros productos Briggs, creados para brindar confort y llenar de inspiración en el momento de diseñar espacios de interiores.

Uno de estos productos es nuestro inodoro Smart, como su nombre lo indica cuenta con un sistema inteligente con 13 diferentes funciones integradas, además de su propio control remoto, todo esto diseñado para brindar una experiencia única a quien lo use y sin dejar de lado su increíble diseño.

Leave a Reply